El Burnout o Síndrome de desgaste profesional consiste en la respuesta prolongada de estrés que presenta un individuo frente a determinados factores tanto de tipo laboral como interpersonal que experimenta como negativos en su entorno de trabajo. Dicha sensación de estrés genera un agotamiento y saturación emocional que deriva en una significativa desmotivación a nivel laboral, de manera que merma el rendimiento y la predisposición del trabajador.

Burnout Psicología Barcelona

 

¿Cuáles son los síntomas más habituales?

  • Psicosomáticos: Insomnio, dolores de cabeza, molestias gastrointestinales, fatiga crónica…
  • Conductuales: Ineficacia, absentismo laboral, dificultades relacionales con los compañeros…
  • Psicológicos: Ansiedad, depresión, apatía…

Los síntomas se circunscriben al ámbito laboral, el cual es el foco del malestar. De esta manera el individuo fuera de dicho ambiente suele sentirse tranquilo y liberado de dichas sensaciones.

La persona con Burnout o Síndrome de desgaste profesional empieza a sentir rechazo por su puesto de trabajo, se siente incómodo, a disgusto, poco valorado o incluso menospreciado y atropellado por algunos de sus jefes o compañeros de trabajo. En consecuencia desarrolla una actitud defensiva hacia su entorno laboral que acrecenta a su vez el estrés en este medio y dificulta reconducir la problemática.

 

¿Qué produce el Burnout o Síndrome de desgaste profesional?

Sobrecarga laboral: el individuo se siente sobrepasado, experimenta agotamiento físico y mental. Con frecuencia renuncia a su tiempo personal y familiar para atender las obligaciones e incesantes urgencias laborales.

Desmotivación laboral: el individuo se siente atascado, el trabajo que realiza no le supone un reto sino por el contrario una carga cada vez más difícil de llevar. No tienen oportunidad de ser creativos o proactivos. El trabajo les exige limitarse a unos parámetros que los aprisionan.

Desgaste laboral: el individuo se siente explotado y al mismo tiempo poco valorado en su trabajo, de manera que su rendimiento va menguando a medida que aumenta la desmotivación.

 

¿Cómo prevenir el Burnout?

-Promover la cohesión y buen ambiente laboral.

-Combatir la monotonía en el trabajo fomentando  la iniciativa y creatividad en los empleados.

-Incentivar y reconocer el esfuerzo, compromiso y dedicación de los empleados.

-Facilitar vías de comunicación eficaces entre los responsables y subalternos.

-Evitar jornadas laborales que sobrepasen el máximo establecido por ley.

-Ajustar el nivel de exigencia y responsabilidad a la capacidad de gestión de las mismas por parte del empleado.

 

¿Qué hacer para superar el Burnout?

-Identificar los factores que generan el estrés o desmotivación laboral.

-Recurrir a nuestra red de apoyo a nivel laboral y/o familiar.

-Comunicarle de manera asertiva a nuestro responsable la situación para que nos ayude a buscar alternativas de solución.

-Iniciar pequeños cambios que compensen o eliminen las dificultades.

-Buscar nuevos elementos de motivación en nuestro entorno laboral.

-Procurar no llevar los problemas del trabajo a casa.

-Tener una actitud proactiva con respecto a nuestras responsabilidades e implicaciones laborales que nos permita sentir que tenemos cierto control sobre las mismas.

-Buscar ayuda profesional si el malestar emocional se prolonga.