//Jubilación activa

Jubilación activa

Hemos estado en el Casal de la Gent Gran del Parc del Clot realizando una charla sobre jubilación activa. Este tema cada vez será más importante ya que la actual generación de abuelos es la primera que vivirá 20 o 30 años como jubilados. Además, la mayoría lo harán con buena salud la mayor parte del tiempo. Este fenómeno se acentuará en los próximos años, ya que la ONU difundió que en el año 2050 el 32% de la población global serán personas mayores.

¿Qué haremos, pues, con estos 30 años de vida de las nuevas generaciones de jubilados? ¿Cómo plantearse una jubilación activa?

jubilación activa

La visión hasta ahora

La visión que nuestra sociedad ha tenido hasta ahora de los jubilados implicaba reducirlos a personas que se encuentran al margen de la sociedad, a individuos poco competentes que han entrado ya en vía muerta esperando el previsible final. Personas que no participan en la sociedad como sujetos activos sino como pasivos, susceptibles solamente a recibir las atenciones de la familia y el sistema sanitario.

También nos ha mostrado el envejecimiento como una secuencia de pérdidas y con una visión desesperanzadora hacia el futuro. Una vejez como el momento en el cual tienes plena conciencia que no has conseguido todo lo que querías y que ya no te queda tiempo.

En resumen, se tenía asociado un estereotipo muy negativo que no refleja la realidad.

No obstante, nos encontramos muchas personas que quieren mantenerse activas, aunque no sepan cómo. Personas con unos amplios conocimientos, habilidades y experiencia. ¿Qué harán estas personas con su tiempo? ¿Por qué no se empieza a ver a los mayores de 65 años como una de las potenciales fuentes de creación y conocimiento? ¿Por qué no abandonar la idea que son una masa pasiva?

Planteamiento de la jubilación activa

Durante los años de juventud y madurez, las personas prefieren ignorar la vejez. Pero el día menos pensado se presenta de golpe y nos coge desprevenidos.

Las personas que se jubilan normalmente no están preparadas para los cambios tan importantes. El impacto que puede tener la transición de una etapa activa a otra menos activa puede desencadenar problemas físicos y emocionales:

  • Físicas: quietud, pasividad, inactividad.
  • Mentales: desinterés, melancolía, aburrimiento, desmotivación.
  • Afectivas: soledad, déficit atencional, depresiones.
  • Sociales: aislamiento, desvinculación, automarginación.

Los jubilados tienen más tiempo libre, pero normalmente no tienen diseñado el para qué. El para qué de los primeros días puede estar relativamente claro, harán todo lo que su trabajo les ha impedido hacer al largo de su vida laboral. No obstante, estas cosas se agotan y la vida puede quedar bastante vacía de contenido.

Jubilación: una etapa más

El problema y la desventaja actual es que no nos han preparado ni educado para esta etapa, sino que nos han formado para trabajar, rendir y competir.

El trabajo, además de ser un medio de subsistencia, ofrece una serie de elementos de ventajas:

  • Organización del tiempo y el espacio.
  • Estatus.
  • Contactos sociales.
  • Actividad.
  • Identidad personal.

El trabajo organiza, por lo tanto, cuando nos jubilamos todo esto desaparece. La vida no se puede seguir organizando de la misma manera, sino que se ha de hacer dependiendo del tiempo libre.

Importancia de la organización diaria

En un primer momento puede ser que se tenga la tentación de ser anárquico: levantarse cuando apetezca, comer a deshoras… Pero si se cede ante esta tentación, posiblemente se entrará en un tipo de rutina en la cual los fines de semana no se diferencien de los otros días. También puede ser que se acabe por no tener objetivos ni retos, acabando por no conseguir una jubilación activa.

Tenemos que tener en cuenta que pasamos la vida esperando. Muchas personas se dicen por la mañana “que llegue pronto la hora de irme del trabajo” y durante el año se va diciendo “que lleguen ya las vacaciones” y durante toda la vida “que llegue ya la jubilación”. Y cuando se jubilan se lamentan “ay si fuera joven”. La parte esencial de la vida se la han pasado esperando otra cosa y en la última parte se lamentan de lo que no han vivido. Por lo tanto, llegados a la jubilación debemos aprovechar el tiempo que nos queda para gozar del presente.

Como una etapa más, la jubilación debe de estar bajo control. Es importante que se diseñe un plan de vida. Considero que los pilares que se deben tener en cuenta (aunque no son los únicos) son:

  • Potenciación de intereses vitales y actividades gratificantes
  • Relaciones sociales
  • Hábitos positivos de la salud
  • Actividades cognitivas

Como en cada ocasión, os recordamos que para cualquier duda os podéis poner en contacto con nosotros. Además, siempre podéis consultar el listado de centros cívicos disponibles del Ayuntamiento de Barcelona y encontrar todas las actividades ofertadas.

Jubilación activa
5 (100%) 1 vote
2017-12-15T10:52:21+00:00

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.