Los 3 principales estilos de comunicación son el Pasivo, el Agresivo y el Asertivo. Todas las personas solemos utilizar los 3 estilos dependiendo de la situación o del interlocutor o interlocutores implicados. No obstante, en cada persona predomina uno de los tres estilos. De manera que tendremos tendencia a comunicarnos de manera pasiva, agresiva o asertiva según nuestra personalidad, modelos sociofamiliares y aprendizajes personales. Estilos comunicativos Respira

¿En qué consisten cada uno de los estilos de comunicación?

Pasivo

El estilo de comunicación pasivo consiste en inhibir nuestros pensamientos y deseos y supeditarlos a la voluntad de los demás. El individuo busca agradar a los otros o teme las consecuencias de mostrar una opinión diferente o contraria a la esperada. Responder de manera pasiva implica renunciar a nuestras propias ideas y aceptar con resignación cosas que no nos apetecen. Ello genera un sentimiento interno de frustración y contención máximos que a su vez nos conducen a la insatisfacción.

Agresivo

El estilo de comunicación agresivo consiste en poner por encima los propios deseos y necesidades sin importar ofender, atropellar, agredir o menospreciar al otro. El individuo puede conseguir a corto plazo sus objetivos, dado que los coge a la fuerza, sin embargo a largo plazo aparecen consecuencias negativas a nivel relacional y de estabilidad emocional personal.

Asertivo

El estilo de comunicación asertivo consiste en ser capaces de defender nuestras ideas, necesidades y deseos frente a los demás, sin por ello dejar de  tener en cuenta los de los otros. De manera que, el individuo tiene una actitud conciliadora que facilita el consenso.

 

Ciertamente no en todas las ocasiones es fácil ser asertivo pero si nos esforzamos por serlo comprobaremos que es la manera más sana y eficaz de comunicarnos. Dado que si bien el estilo pasivo evita el conflicto y eso puede parecer una gran ventaja el precio que tiene que pagar el sujeto sacrificando su propia voluntad es muy alto. En el caso del estilo agresivo conseguir lo que desea de forma casi inmediata puede resultar muy tentador, pero como ya hemos dicho, las consecuencias a nivel socioemocional que implica no son nada recomendables. En cambio, el estilo asertivo, si bien no nos asegura conseguir en todos los casos nuestro objetivo, no da más probabilidades de hacerlo de forma sana y perdurable, puesto que lo que obtenemos es de común acuerdo con el otro y no por imposición o por renuncia.

 

¿Qué nos impide comunicarnos de manera asertiva?

En el caso del estilo pasivo:

-Sentirnos en inferioridad de condiciones frente a nuestro interlocutor (por estatus, jerarquía, capacidad…).

-Temer las consecuencias de mostrar nuestra verdadera opinión.

-Considerar que nuestra opinión o deseos no son lo suficientemente valiosos como para defenderlos.

 

En el caso del estilo agresivo:

-Pensar que la única manera de conseguir lo que quiero es la fuerza.

-Haber crecido con modelos de crianza autoritarios.

-Adoptar el rol del abusador por miedo a ser víctimas del abuso.

 

¿Cómo empezar a comunicarnos de manera asertiva?

-No culpar al otro de mi emoción: “Por tu culpa estoy enfadado”. “Me pones de los nervios”. “Estoy harto de que me hagas sentir así”.

-Hablar en primera de persona de cómo nos sentimos: Me siento triste, cansado, agobiado, decepcionado…

-El mensaje que quiero transmitir debe hablar de la situación que me hace estar a disgusto: Me molesta cuando coges mis cosas sin pedirme permiso…

-Dejar claro nuestro objetivo, qué queremos que cambie: Quisiera que… Me gustaría que a partir de ahora… Podríamos….

 

Ejemplos de MENSAJES ASERTIVOS:

-Juan, me siento triste (EMOCIÓN) cada vez que descubro que me has dicho una mentira. No entiendo porqué me mientes sin necesidad (MENSAJE). Quisiera saber por qué lo haces y que dejaras de mentirme (OBJETIVO) pues si lo sigues haciendo no podré confiar más en ti.

-Profesor Garrido, no entiendo (EMOCIÓN) por qué me ha puesto una calificación tan baja (MENSAJE). Me podría explicar en qué he fallado (OBJETIVO) porque pensaba que este trabajo merecía una mejor calificación.

 

Si necesitas más herramientas para comunicarte de forma eficaz, consúltanos!