/, Sin categoría/Pérdida de un ser querido

Pérdida de un ser querido

La pérdida de un ser querido la asociamos a la palabra duelo, este es aquel proceso que se lleva a cabo tras la pérdida.
El proceso que hacemos tras una pérdida de un ser querido es una guía de las fases en las que nos vamos encontrando cuando ocurre un gran cambio. Sea este cambio no deseado o aceptado,  en nuestra vida. Vamos a ver una breve descripción de lo que estamos mencionando.

Pérdida de un ser querido

La conocida doctora Elisabeth Kübler-Ross (1926-2004), fue doctora en medicina y psiquiatría. Tras algunos acontecimientos en su vida la llevaron a definir su trabajo con enfermos terminales. Este trabajo hizo que se convirtiera en la mayor autoridad sobre el proceso de la muerte. El modelo que dio a conocer, establece cinco fases que todo enfermo terminal pasa cuando le es notificado su situación. Estas etapas no son solo para el enfermo, sino también para la familia y sus seres queridos. Podéis consultar la página web de su fundación para mas información de la autora: http://www.ekrfoundation.org/
Estas cinco fases, que ahora veremos, son adaptables a situaciones de la vida de cualquier persona que constituyan una transformación drástica de la forma habitual de trabajar, vivir o convivir, lo que podríamos definir como un cambio no deseado.

¿Que es un cambio no deseado?

¿A que nos referimos con cambio no deseado? Este concepto  implica cualquier variación de nuestro estatus actual que no queremos o deseamos, es decir, no buscado ni aceptado. No se trata del cambio voluntario, por ejemplo un cambio de trabajo o un cambio de domicilio. Son cambios que no son deseados y los vemos como una imposición del sistema y que va por encima de nuestras necesidades actuales.
Las cinco etapas que veremos a continuación nos las encontraremos siempre que nos suceda un cambio no deseado como la pérdida de un ser querido, pérdida de una parte de nuestro cuerpo, pérdida de nuestras capacidades, etc…
Estas etapas forman parte de un proceso en el que podemos aprender a aceptar el cambio. Las podemos considerar como un mecanismo de aprendizaje si son bien tratadas y asumidas.
  • Son un instrumento para asimilar los sentimientos, percepciones que estamos viviendo.
  • No son fases obligatorias para todo el mundo, ni todo el mundo las vivirá en la misma dirección e intensidad.

Etapas del proceso de duelo

  1.  Negación: la primera etapa la podemos definir con la palabra incredulidad. En la pérdida de un ser querido nos surgirán las siguientes preguntas, ¿es cierto?, ¿como ha podido pasar esto? ¿por qué?. Nos negamos a aceptar que lo que sucede es cierto, ya que lo consideramos ” demasiado fuerte”.
  2. Ira:  se puede manifestar de múltiples formas: contra los causantes del cambio, puede ser seres cercanos ( jefe, compañeros…), terceros no identificados. Puede surgir  inmediatamente a la notificación del cambio o cuando ya llevamos un tiempo funcionando con el cambio. La ira es una reacción natural ante el cambio, el recurso a la pataleta, al llanto, etc... Estas acciones nos ayudan a canalizar la ira.
  3. Negociación: en esta fase debemos adoptar como palabra clave la acción. En esta fase es clave no posponer el cambio. Tenderemos a negociar antes que suceda: ” Lo haremos mejor” y una vez que iniciemos el cambio: ” No es buen momento ahora”. Aparecerá el deseo de volver a atrás: ” Ojalá lo hubiéramos hecho mejor” …
  4. Depresión : Hasta ahora echábamos la vista atrás para comprobar qué fue lo que desencadeno este cambio. En esta fase nos sitúa de inmediato al ahora. Se convertirá en una sensación de vacío y de tristeza. Será momento de acompañar a la persona que se sienta en esta fase hasta que pueda aceptarla.
  5. Aceptación o rechazo: No todos debemos pasar por todas las fases, pero en este caso es obvio que debemos terminar el proceso en esta etapa. En esta fase, no hay alternativa, o aceptamos el cambio con todas sus consecuencias o lo rechazamos. Si lo aceptamos lo haremos con mejor estado de ánimo que en las fases anteriores, de forma más rápidos y con menos efectos secundarios.

En conclusión:

Aceptar no significa sentirse bien  con lo que ha pasado, es asumir que hay una nueva realidad y debemos aprender a vivir con ella. En caso que lo rechazamos, viviremos dos consecuencias:

    • Las fases que hemos ido describiendo, las vamos a vivir igual, posiblemente con mayor intensidad.
    • Lo mas probable es que si somos consecuentes con nosotros mismos, tomemos una decisión, por ejemplo dejemos el trabajo. En esta situación, poco se puede hacer des de fuera, es la propia persona quien debe tomar la decisión.

Conocer las fases por las que podemos pasar en momentos de cambio, nos ayudan a identificarlas y  saber gestionar mejor lo que nos esta pasando.

No dudes en contactar con nosotras para cualquier consulta o duda:  https://respirapsicolegs.com/contacto/

Pérdida de un ser querido
¡ Valora este post !
2017-08-13T13:52:38+00:00

2 Comments

  1. […] -Poco exigentes consigo mismos y con los demás. -Optimistas. -Solidarias. -Resolutivas. -Empáticas. -Centradas en vivir el presente. A lo largo de la historia de la humanidad existen un sinnúmero de ejemplos de personajes emblemáticos que han sabido sobreponerse a situaciones realmente devastadoras. Sin embargo, no hace falta pensar en grandes catástrofes o situaciones traumáticas para hablar de resiliencia. En nuestro día a día podemos observar incontables casos de personas resilientes que han sido capaces de desplegar la mejor versión de sí mismos a partir de una situación adversa como ser despedido del trabajo y quedarse en una situación económica precaria, pasar por una ruptura amorosa después de años de una relación seria y altamente comprometida, perder un ser querido… […]

  2. […] Características del Duelo: […]

Leave A Comment