¿Qué es la anorgasmia?

La anorgasmia se refiere a la dificultad habitual para alcanzar el orgasmo. Esta situación es fuente de estrés y frustración. La anorgasmia es frecuente y afecta a un 30% de la población mundial. Los orgasmos varían en intensidad; además, la frecuencia y la estimulación necesaria para causarlos varían según la mujer. La mayoría de las mujeres no tienen orgasmos solo con la penetración.

 

Tipos de anorgasmia

  • De toda la vida: nunca se ha sentido un orgasmo.
  • Adquirida: se solía tener orgasmos, pero en el momento actual se tienen dificultades.
  • Circunstancial: se puede tener orgasmos solo en ciertas circunstancias.
  • Generalizada: no se puede tener orgasmos en ninguna situación y con ninguna pareja.

Causas de la anorgasmia

Tener orgasmos no es fácil, ya que intervienen muchos factores físicos, emocionales y psicológicos. Si tienes problemas en alguno de estos puntos, la capacidad de tener orgasmos puede verse afectada.

Existe una gran variedad de enfermedades, cambios físicos y medicamentos puede interferir en los orgasmos. También el alcohol y el tabaco puede afectar a la capacidad de llegar al clímax. El envejecimiento es un factor a tener en cuenta para valorar las dificultades.

No obstante, en este artículo nos basaremos en los factores psicológicos ya que la mayoría de veces el origen de la anorgasmia está en ellos.

  • Depresión o ansiedad.
  • Baja autoestima.
  • Rechazo de la imagen corporal.
  • Estrés.
  • Creencias culturales y religiosas.
  • Temor de embarazo o infecciones de transmisión sexual.
  • Vergüenza.
  • Falta de conocimiento del propio cuerpo.
  • Culpa sobre disfrutar las experiencias sexuales.
  • Abuso sexual o maltrato emocional en el pasado.

También deberemos tener en cuenta el estado de la relación de pareja. Hay algunos factores que pueden intervenir negativamente en la consecución del orgasmo:

  • Falta de conexión con tu pareja.
  • Conflictos o peleas sin resolver.
  • Comunicación deficiente de las necesidades y preferencias sexuales.
  • Infidelidad o violación de la confianza.
  • Violencia íntima de pareja.

Afrontar la anorgasmia

Proponemos algunos ejercicios para empezar a cambiar la situación vivida. Como podréis ver, la cuestión será trabajar con las sensaciones corporales y con la imaginación.

  • Experimenta a solas: con la ayuda de un espejo de mano, observa tus zonas íntimas. Acaríciate y concéntrate en tu propio placer, descubre qué es lo que más te gusta. El ritmo, el lugar, la suavidad del tacto, etc.
  • Estando en pareja, presta atención a nuevos puntos de placer. Todo nuestro cuerpo es un mapa erótico. Descubrí cuáles son tus disparadores.
  • Demora lo más que puedas la penetración. Cuanto más previo tengas, más estimulada llegarás al acto en sí. Eso potenciará tus orgasmos.
  • Practica regularmente los ejercicios de Kegel. Al ejercitar el músculo, tus posibilidades orgásmicas se verán incrementadas.
  • Potencia tu imaginación leyendo literatura erótica, mirando una película o buscando estímulos que alimenten tu deseo.

Si precisas más información sobre este trastorno sexual o posible tratamiento, contacta con nosotros.

¿Qué es la anorgasmia?
¡ Valora este post !
2018-09-09T13:36:05+00:00

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.